• EXCLUSIVA: Correa revela intenciones detrás del golpe en su contra
Publicada: jueves, 9 de abril de 2020 2:27
Actualizada: jueves, 9 de abril de 2020 3:59

El expresidente de Ecuador Rafael Correa criticó la incapacidad del Gobierno de Lenín Moreno para gestionar la crisis causada por el nuevo coronavirus.

En una entrevista concedida el miércoles en exclusiva a HispanTV, el exmandatario sudamericano advirtió que Ecuador ha sido uno de los peores países del mundo en la lucha contra el nuevo coronavirus (COVID-19) y, de seguir así la situación en la nación, “la crisis se convertirá en una catástrofe”.

De acuerdo con Correa, todo ello se debe a las erróneas políticas adoptadas por la actual Administración ecuatoriana, presidida por Lenín Moreno, que debilitó gradualmente el sector público y sanitario del país desde 2017.

“El coronavirus ha dejado una economía seriamente afectada sin gobierno, con un sistema de salud deplorable. No tomaron las medias a tiempo por negligencia e indiferencia”, lamentó el expresidente ecuatoriano.

Además, afirmó que la falta de equipamientos médicos, kits de pruebas y mascarillas en los hospitales aumenta el riesgo a que se registre una gran mortalidad tanto entre los pacientes como entre el personal sanitario.

La mala gestión del actual Gobierno ecuatoriano a la hora de controlar la crisis ha causado que los cuerpos de los fallecidos por la COVID-19 aparezcan abandonados en las calles de Ecuador. En algunos casos, los cadáveres llevaban hasta 72 horas sin ser recogidos, por lo que la gente empezó a quemarlos.

En este sentido, Correa pidió la renuncia de la Administración de Moreno para que, en unas elecciones democráticas, sea elegido alguien con capacidad. “De forma democrática, ellos deben renunciar para que sean remplazados por alguien que sea más capaz. Pero jamás lo van a hacer por sus vanidades”, agregó.

 

En otra parte de sus declaraciones, Correa denunció que el actual Ejecutivo ha lanzado una gran campaña de “odio político” en su contra, para así poder alejarle de las próximas elecciones del país. “Este es el nivel de odio y desequilibrio mental que tiene esta gente”, lamentó.

Estos pronunciamientos se producen un día después de que la Justicia ecuatoriana condenara a Correa, que actualmente reside en Bélgica, y a varios funcionarios de su Gobierno, a ocho años de prisión por el delito de “cohecho agravado” y corrupción.

Además de la pena de prisión, la condena contempla la invalidación para ocupar cargos públicos durante 25 años, el pago de daños y perjuicios, y la colocación de una placa en el edificio de la Presidencia de la República pidiendo disculpas públicas, como reparación integral.

Según Correa, el Gobierno de Moreno, tras lanzar presiones mediáticas y políticas, y lograr infiltrarse en el Poder Judicial del país, consiguió preparar el ambiente para condenarles a él y sus compañeros a fin de eliminarles de la escena política.   

“Primero me suprimieron 25 años los derechos políticos. Está claro que quieren evitar que (yo) sea candidato y que le gane posteriormente en las elecciones. Por último, me condenaron por ocho años (…) Está muy claro por dónde van los tiros”, indicó a HispanTV.

 

El supuesto caso de corrupción contra Correa comenzó en mayo de 2019, cuando el portal de comunicación La Fuente publicó una investigación titulada: Odebrecht y otras multinacionales pusieron presidente en Ecuador. El artículo aportó información sobre las contribuciones económicas que empresas multinacionales, entre ellas Odebrecht, hicieron al movimiento Alianza País (AP) desde noviembre de 2013 hasta febrero de 2014 a la campaña presidencial de entonces.

El abogado de Correa aseguró el martes que, pese a la sentencia que pesa en contra del exmandatario por el delito de cohecho, este irá a Ecuador para participar en las elecciones de 2021.

Conforme a Correa, el que es un corrupto es Moreno, pero, a su juicio, se siente impune porque cuenta con el apoyo y la protección de EE.UU. ante sus actos corruptos. 

myd/anz/mrg