• Un avión 747 de la compañía alemana Lufthansa.
Publicada: domingo, 25 de octubre de 2015 13:45
Actualizada: domingo, 25 de octubre de 2015 19:15

La compañía alemana Lufthansa y su filial austríaca Austrian Airlines planean fletar nuevos vuelos a Irán en medio de una creciente demanda económica y turística hacia el país persa con miras a la eliminación de las sanciones antiraníes.

Lufthansa lanzará vuelos desde la ciudad alemana de Múnich a Teherán (capital persa) y fletará aviones más grandes para sus vuelos desde Frankfurt a partir del verano boreal de 2016, según informó el sábado la agencia iraní de noticias IRNA, citando la página Web de la aviación alemana Aerotelegraph.

La compañía aérea alemana utilizará un Boeing 747 en su ruta desde Frankfurt a Teherán en lugar de un Airbus A340," según informa la agencia de noticias IRNA.

"La compañía aérea alemana utilizará un Boeing 747 en su ruta desde Frankfurt a Teherán en lugar de un Airbus A340," detalló la agencia persa.

Por su parte, Austrian Airlines tiene previsto ampliar su servicio de vuelos a Irán, al ofrecer un vuelo diario adicional a Teherán a partir del 11 de marzo de 2016.

De este modo, la compañía aérea austríaca operará dos veces al día desde Viena (capital) con destino a la capital persa.

Recibimos señales claras de una reactivación de las relaciones económicas entre Austria e Irán de los empresarios y responsables políticos (…) Por eso reaccionamos rápidamente ante las demandas", según declaró el director comercial de Austrian Airlines, Andreas Otto.

Un avión A320 de la compañía aérea Austrian Airlines.

 

"Recibimos señales claras de una reactivación de las relaciones económicas entre Austria e Irán de los empresarios y responsables políticos (…) Por eso reaccionamos rápidamente ante las demandas", según declaró el director comercial de Austrian Airlines, Andreas Otto.

Después de la conclusión de los diálogos nucleares entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) y el logro del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) el pasado 14 de julio, varios países europeos han manifestado su intención de restablecer relaciones con Irán.     

Con este objetivo, el ministro alemán de Economía, Sigmar Gabriel, viajó en julio a Irán, a la cabeza de una delegación de alto perfil formada por funcionarios estatales y representantes de compañías como Daimler, Siemens, Linde, BASF, GIZ y otras.

Más tarde, el presidente de Austria, Heniz Fischer, llegó a Teherán a la cabeza de una delegación de 240 políticos, diplomáticos y economistas, entre otros, para abordar temas de interés bilateral e internacional con las autoridades de Teherán. El viaje de Fischer fue el primero de un jefe de Estado europeo a Irán en 11 años.

myd/anz/hnb