• Secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani.
Publicada: sábado, 16 de octubre de 2021 1:26
Actualizada: sábado, 16 de octubre de 2021 3:02

Irán rechaza acusaciones del mandatario azerbaiyano que implican a Teherán en “tráfico ilegal de drogas” y le echa en cara a Bakú su servilismo ante Israel.

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani, criticó el viernes los alegatos del presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliev, que vinculan a la República Islámica con “el tráfico ilegal de drogas a Europa a través del territorio de Karabaj en el período de ocupación de la región por parte de Armenia”.

“La acusación contra un país que el mundo lo reconoce como héroe en la lucha contra las drogas no tiene otro efecto que invalidar las palabras del declarante”, hizo hincapié el titular iraní, mediante un mensaje en Twitter.

De acuerdo con el funcionario de alto rango persa, ignorar los principios de vecindad y hacer declaraciones falsas no se consideran como una señal de tacto. De hecho, el secretario iraní del Consejo Supremo de Seguridad Nacional alertó de las “costosas trampas del demonio”, en referencia directa al régimen de Israel.

 

En esta línea, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores del país persa, Said Jatibzade, indicó la misma jornada que esas acusaciones mediáticas sirven solo a “los intereses del régimen sionista”, que busca socavar las relaciones fraternas entre ambos países.

Asimismo, tachó de “sorprendentes”, “carentes y vanas” estas declaraciones del jefe de Estado azerbaiyano, a la vez que destacó que Teherán ha estado a la vanguardia de la lucha contra el narcotráfico durante las últimas cuatro décadas y ha pagado un alto precio humano a la hora de combatir este flagelo.

¿En qué se origina la tensión Irán vs. Azerbaiyán?

Últimamente, los lazos entre Teherán y Bakú se han tensado en medio de las denuncias de Irán sobre los intentos de Israel para aprovecharse de la última guerra entre Armenia y Azerbaiyán por el enclave de Nagorno Karabaj, con el fin de acercarse a las fronteras iraníes, desplegándose en algunas partes de Azerbaiyán. Irán advierte que tiene tolerancia cero ante tal presencia maliciosa, así como los atentados del régimen de Israel contra su seguridad nacional, así que tomará las medidas necesarias al respecto.

A pesar de las tensiones, las autoridades persas han recalcado en varios casos las relaciones buenas y profundas entre los dos vecinos. Además, han pedido esfuerzos conjuntos destinados a no dar a los enemigos la oportunidad de interrumpir sus nexos, remarcando que las preocupaciones deben resolverse a través del diálogo y la cooperación.

mdh/ctl/mrg