• El presidente iraní, Hasan Rohani (izda.), y su homólogo chino, Xi Jinping, reunidos en Pekín, capital china. (Foto: IRNA)
Publicada: sábado, 6 de marzo de 2021 15:20

Irán destaca su alianza estratégica con China y rechaza cualquier intento de socavar la soberanía de Pekín sobre la región administrativa especial de Hong Kong.

Irán y China son socios estratégicos íntegros, y la República Islámica apoyará a Pekín en lo que respecta a sus intereses nacionales, ha dicho este sábado la embajada iraní en el gigante asiático en la red social Sina Weibo.

El texto añade además que Irán apoya firmemente los esfuerzos de China por garantizar el desarrollo y la estabilidad de Hong Kong, y rechaza cualquier acto provocativo que ponga en peligro su soberanía sobre esta región administrativa.

La legación diplomática ha dejado claro que “Hong Kong forma parte de China y vivirá un mejor destino bajo el gobierno de los patriotas”.

 

El mensaje se emite un día después de que la Asamblea Popular Nacional (APN), principal órgano legislativo del gigante asiático, presentó un proyecto de ley para modificar y mejorar, según los medios de comunicación locales, el sistema electoral del Hong Kong.

El proyecto de ley, según lo previsto, ha generado críticas por parte de algunos países e instituciones. La Unión Europea (UE), por ejemplo, instó a Pekín a reconsiderar la medida y aseguró que está preparada para responder a cualquier deterioro “de las libertades políticas y los derechos humanos en Hong Kong”.

El primer ministro chino, Li Keqiang, sin embargo, en su discurso en la inauguración de la cuarta sesión de la XIII APN, aseguró que “Hong Kong seguirá teniendo un alto grado de autonomía”, y subrayó que gracias a dicha reforma, Pekín busca contener “con decisión cualquier injerencia extranjera”.

China es blanco de las sanciones de Estados Unidos y la UE desde que decretó a finales de junio la Ley de Seguridad Nacional en Hong Kong, una normativa que tipifica los crímenes y penas por acciones de separatismo, subversión, terrorismo y conspiración de países extranjeros contra la soberanía de China.

Pekín ha condenado una y otra vez la injerencia occidental en sus asuntos internos por el caso de Hong Kong y denunciado el apoyo que reciben desde el extranjero los elementos separatistas en la región administrativa.

ftm/ybm/fmk/hnb