• El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Said Jatibzade, habla durante una rueda de prensa en Teherán, capital iraní.
Publicada: viernes, 23 de octubre de 2020 11:00

Irán advierte al Gobierno de Estados Unidos de que no está en condiciones de predicar a Yemen y Teherán sobre sus relaciones bilaterales.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní, Said Jatibzade, reaccionó el jueves a los comentarios intervencionistas del Departamento de Estado de EE.UU. sobre las relaciones de Irán y Yemen, diciendo que sería mejor que Washington pusiera fin a las atrocidades que sigue cometiendo contra esta nación árabe que asesorarla sobre sus vínculos con el mundo exterior.

“Estados Unidos ha respaldado cinco años de masacre liderada por Arabia Saudí en Yemen. Su abuso de la cobertura diplomática también es notorio: pregúntele al exjefe de la CIA @SecPompeo [Mike Pompeo, actual secretario de Estado de EE.UU.]”, denunció el diplomático iraní en un tuit emitido en su cuenta de Twitter.

Por lo tanto, agregó, Estados Unidos “NO está en posición de sermonear” a yemeníes e iraníes sobre las relaciones bilaterales que tienen: “Es mejor poner fin a sus delitos y presencia maligna en nuestra región”, agregó.

 

El rechazo de Jatibzade se produjo un día después de que la portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Morgan Ortagus, emitiera una serie de comentarios intervencionistas sobre los nexos Teherán-Saná y el reciente nombramiento de Hasan Irlu por Irán como su nuevo embajador en Yemen, alegando que la República Islámica había “introducido clandestinamente” al funcionario en la capital yemení, Saná.

Esto mientras el propio portavoz de la Cancillería iraní reconoció en declaraciones ofrecidas a los medios locales el nombramiento de Irluy, y las agencias de noticias de renombre de Irán han informado ampliamente sobre este suceso.

La agresión de Arabia Saudí y sus aliados, iniciada en marzo de 2015, ha dejado más de 17 000 muertos entre la población civil yemení y ha llevado al país más pobre del mundo árabe al borde de una crisis humanitaria, causando, además, la propagación de epidemias mortales. Una situación a la que se suma el uso de armas prohibidas a nivel internacional por parte de las naciones atacantes.

En una investigación publicada a finales de septiembre, un grupo de periodistas de la cadena británica Sky News descubrió indicios de un crimen de guerra en la escena de un reciente ataque de la llamada coalición, liderada por Arabia Saudí, en el norte de Yemen, en que se había utilizado bomba GBU-12 Paveway II, de 230 kilogramos y de fabricación estadounidense.

Ante la barbarie de Arabia Saudí y sus aliados, Irán asevera que utiliza todo su poder y capacidad para defender al pueblo oprimido de Yemen en el escenario internacional a través de numerosas consultas regionales e internacionales.

msm/ktg/tqi/hnb