• El presidente de Irán, Hasan Rohani (izq.) y su homólogo iraquí, Barham Salih, en Bagdad, capital de Irak, 11 de marzo de 2019.
Publicada: lunes, 18 de mayo de 2020 14:09

El presidente de Irán recalca la necesidad del desarrollo de las relaciones con Irak para enfrentar los desafíos existentes, incluidas las injerencias de EE.UU.

“La República Islámica de Irán está junto al Gobierno y la nación iraquí como antes, y aboga por preservar la soberanía iraquí y la no injerencia de potencias extranjeras en el futuro de la nación y el Gobierno de este país”, ha aseverado este lunes el mandatario iraní, Hasan Rohani, en una conversación telefónica con su homólogo iraquí, Barham Salih.

El mandatario persa ha felicitado de antemano la llegada del Eid al-Fitr, fiesta que marca el final del mes de ayuno musulmán del Ramadán, el noveno mes del calendario islámico, y ha expresado su satisfacción por el avance del proceso político que ha tenido Irak hoy y la unidad entre todos los grupos y tribus iraquíes.

“La estabilidad política en Irak es importante para la región, y ciertamente será una condición previa para que Irak recupere un papel destacado en la zona” de Asia Occidental, ha manifestado.

 

Rohani ha resaltado que en la actualidad donde los países de la región enfrentan numerosos desafíos, como la caída de los precios del petróleo, la propagación del nuevo coronavirus, los problemas de seguridad y, lo más importante, la interferencia de EE.UU. en los asuntos internos de los países, el “fortalecimiento de las relaciones integrales y la cooperación entre amigos puede ser una forma de superar los problemas”.

El jefe del Ejecutivo persa ha dejado claro que la política de Irán se basa en fortalecer las relaciones y la cooperación integral con Irak. “Debemos tratar de recuperar el ritmo de los intercambios comerciales entre los dos países, respetando completamente los protocolos de salud en todas las fronteras comunes. Al mismo tiempo, espero que el nivel de las relaciones económicas entre ambos países suba en el futuro”, ha agregado.

A su vez, el presidente iraquí ha reiterado la necesidad de un mayor desarrollo de las relaciones y la cooperación entre los dos países, ya que, a su juicio, “la estabilidad y seguridad de Irak requiere la cooperación entre países amigos y vecinos, especialmente la República Islámica de Irán”.

Al explicar los esfuerzos y actividades políticas realizados por varios grupos y partidos iraquíes para designar a un nuevo primer ministro en Irak, Salih ha exigido a las potencias extranjeras que se abstengan de “interferir en la determinación del futuro del país”.

Refiriéndose a la injerencia destructiva de las potencias extranjeras en la región, el presidente iraquí ha advertido que la región de Asia Occidental ya “no puede tolerar nuevas crisis y, en este sentido, la interferencia foránea debe terminar rápidamente”.

Irán e Irak mantienen ahora lazos amistosos pese a los esfuerzos de EE.UU. para que Bagdad rompa toda relación bilateral con Teherán.

Ambos países tienen una excelente cooperación en la lucha antiterrorista. En reiteradas ocasiones, las altas autoridades políticas y religiosas de Irak han destacado que el papel de Irán en la lucha contra la banda terrorista EIIL (Daesh, en árabe) “impidió la caída de Bagdad”.

tmv/lvs/myd/mjs