• Un desfile de las Fuerzas Armadas de Irán en la provincia de Azerbaiyán Oriental, en el noroeste del país.
Publicada: jueves, 15 de octubre de 2020 15:15
Actualizada: jueves, 15 de octubre de 2020 18:16

Las Fuerzas Armadas de Irán responderán a cualquier agresión contra las fronteras noroccidentales del país, ha advertido un alto mando militar castrense iraní.

El comandante de la Fuerza de Defensa Aérea del Ejército iraní para la zona noroccidental del país, el brigadier Abas Azimi, ha advertido este jueves que los enfrentamientos continúan en la disputada región de Nagorno Karabaj pese a un acuerdo de cese de hostilidades pactado entre Azerbaiyán y Armenia el pasado sábado.

Sin embargo, Azimi ha dicho que las Fuerzas Armadas de Irán se encuentran en plena preparación para el combate y monitorean minuciosamente los choques entre las partes en conflicto.

El alto mando militar ha informado del despliegue de un gran número de efectivos en las fronteras noroccidentales y ha dejado en claro que la seguridad “está garantizada” en dicha zona.

“El Ejército, el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) y las guardias fronterizas del país darán una respuesta contundente a cualquier agresión, por mínima que sea, contra las fronteras iraníes”, ha advertido el brigadier.

 

A principios de este octubre, las regiones fronterizas del noroeste de Irán fueron, en varias ocasiones, alcanzadas por proyectiles de mortero y cohetes intercambiados entre los Ejércitos de Armenia y Azerbaiyán.

Esos sucesos han provocado que altos funcionarios iraníes lanzaran severas advertencias, y que el ministro persa de Defensa, el general de brigada Amir Hatami, prometiera la adopción de medidas más fuertes que los avisos si tales incidentes se repetían.

La espiral bélica en Nagorno Karabaj volvió a reavivarse el 27 de septiembre, tras desatarse duros enfrentamientos que han dejado decenas de muertos en ambos bandos y que han continuado hasta que Armenia y Azerbaiyán consintieron en declarar, con la mediación de Rusia, un alto el fuego, que entró en vigor el 10 de octubre. Desde entonces, los dos países se han acusado mutuamente de estar incumpliendo la tregua.

Diferentes países de la región, incluidos Rusia e Irán, han llamado a las partes involucradas en el conflicto a la moderación, el diálogo y el cese de hostilidades, aseverando que el prolongado conflicto solo se resolverá mediante el diálogo, puesto que los enfrentamientos militares solo agravan la situación y amenazan la paz y seguridad regionales.

ftm/ktg/nkh/rba