• Un arqueólogo egipcio desentierra cráneos y restos de huesos en una tumba antigua descubierta en la necrópolis de Dra Abu el-Naga, 9 de septiembre de 2017.
Publicada: sábado, 9 de septiembre de 2017 16:36
Actualizada: domingo, 10 de septiembre de 2017 13:50

Un equipo de arqueólogos descubrió en Egipto la tumba de un orfebre, cuyo trabajo estaba dedicado al dios Amón, y las momias de una mujer y sus dos hijos.

Así lo ha anunciado este sábado el Ministerio de Antigüedades de Egipto. Los hallazgos, que datan de la época del Nuevo Imperio (del siglo XVI al XI a.C), se produjeron en la necrópolis de Dra Abu el-Naga cerca de Luxor (sur), muy conocido por sus tumbas y sus templos antiguos.

La tumba del "orfebre de Amón, Amenamhat" encerraba una estatua que lo representaba sentado en una silla junto a su mujer, con vestido y peluca, ha indicado el referido Ministerio en un comunicado. El retrato de su hijo estaba pintado entre ambos.  

Un pasadizo funerario, dentro de la tumba, conducía a una sala en la que los arqueólogos descubrieron varias momias, estatuas funerarias y máscaras, según la misma fuente. 

Arqueólogo egipcios desentierran cráneos y restos de huesos en una tumba antigua en la localidad de Draa Abul Naga, 9 de septiembre de 2017.

 

Otro pasillo llevaba a una sala en la que el equipo encontró las momias de una mujer y de sus dos hijos. Según la Cartera egipcia, que citó a Sherine Ahmed Shawqi, una egiptóloga especialista en huesos, la mujer parecía haber muerto a los 50 años, mientras que las pruebas indicaron que padecía "una enfermedad bacteriana en los huesos". 

Los arqueólogos también descubrieron 150 estatuas funerarias pequeñas talladas en madera, tierra y roca calcárea. 

El pasado mes de agosto, los arqueólogos descubrieron una tumba de 2000 años de antigüedad en el yacimiento de Al-Kamin al-Sahrwi, en la provincia de Minya (sur de Egipto).

tqi/ctl/tmv/mkh

Commentarios