• El líder norcoreano, Kim Jong-un, preside una reunión de Comisión Militar Central, pyongyang, 21 de junio de 2022. (Foto: kcna)
Publicada: domingo, 3 de julio de 2022 13:10
Actualizada: sábado, 6 de agosto de 2022 7:51

Corea del Norte arremete contra EE.UU. y sus aliados por intentar crear una nueva OTAN en la zona de Asia-Pacífico y asevera reforzar su defensa ante esta amenaza.

Un funcionario de la Cancillería de la República Popular Democrática de Corea (RPDC), informó el sábado a la agencia de prensa oficial KCNA bajo condición de anonimato, que Pyongyang condena fuertemente las conversaciones que hicieron sobre los ejercicios trilaterales el presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, y su homólogo estadounidense, Joe Biden,  y el premier japonés, Fumio Kishida, respectivamente, al margen de la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en España.

La fuente denunció que dicha cumbre reveló que EE.UU. y sus aliados persiguen planes para contener a Rusia y China a través de la militarización de Europa y la creación de una alianza militar similar a la OTAN en la región de Asia-Pacífico y a la vez, reforzar las cooperaciones militares trilaterales entre Washington, Seúl y Tokio como una herramienta para llevar a cabo sus planes.

Presidente de EE.UU., Joe Biden (c), su par surcoreano Yoon Suk-yeol (izda), y el premier nipón, Fumio Kishida, se reúnen en Madrid, 29 de junio de 2022.

 

Debido a las imprudentes maniobras militares de EE.UU. y sus vasallos, la paz y la seguridad internacionales se encuentran en su punto más crítico después del fin de la Guerra Fría, ya que podría estallar simultáneamente una guerra nuclear en Europa y la región de Asia-Pacífico”, advirtió.

Ante esta coyuntura, el funcionario norcoreano catalogó los mencionados ejercicios trilaterales como “peligrosas” contramedidas para hacer frente a Pyongyang, pues dejó claro que Corea del Norte defendería “con certeza”  su soberanía e intereses nacionales y cumpliría con su “responsabilidad” de garantizar la paz y la seguridad en la región reforzando su defensa para “enfrentarse activamente al rápido deterioro del entorno de seguridad en la península coreana y en el resto del mundo”.

 

De este modo, afirmó que EE.UU. difunde rumores sobre la presunta amenaza de Corea del Norte con el objetivo de proporcionar un pretexto para conseguir una superioridad militar en la zona.

Pyongyang, que es objeto de duras sanciones por su prueba de misiles, ha asegurado en varias ocasiones que su arsenal nuclear y balístico no representa ninguna amenaza para otros países, solo apunta a “un enemigo: Washington”, por su hostilidad hacia el país asiático y sus ejercicios militares conjuntos con Seúl.

msm/hnb