• Un submarino surcoreano de la clase Chang Bogo.
Publicada: domingo, 18 de octubre de 2020 7:50

Corea del Norte denuncia el reportado plan de Seúl de comprar a EE.UU. combustible nuclear y alerta que esto supone un “peligro extremo” para la paz de la región.

El diario surcoreano Donga Ilbo informó a principios de octubre de los supuestos intentos de Corea del Sur por comprar combustible nuclear a Estados Unidos para sus submarinos de próxima generación.

Conforme el reporte, esta solicitud se realizó a través del jefe adjunto de la Oficina de Seguridad Nacional presidencial de Corea del Sur, Kim Hyun Chong, en una visita realizada a EE.UU. en el mes de septiembre para abordar los temas relacionados con Corea del Norte. El rotativo indicó también que Washington había rechazado la petición de Seúl.

A su vez, el portal estatal norcoreano Meari publica este domingo una nota en la que advierte de las consecuencias desestabilizadoras de dicho paso.

Es un acto “extremadamente peligroso” que “destruye la paz de la península de Corea, aumenta la tensión y desencadena una carrera armamentista”, alerta la publicación.

 

Como parte de la agenda para el avance de sus capacidades militares en los próximos años, el Ministerio de Defensa de Corea del Sur anunció en agosto un plan para desarrollar tres submarinos con entre 3600 y 4000 toneladas de desplazamiento, que serían capaces de transportar más misiles balísticos que los submarinos existentes, de 3000 toneladas.

La Cartera surcoreana, asimismo, mantuvo abierta la posibilidad de que los nuevos submarinos puedan ser propulsados por combustible nuclear, en lugar de diésel.

Seúl, aterrorizado por los progresos de Pyongyang en el ámbito de los misiles balísticos, ha recurrido a medidas que han agravado aún más la situación, como el desarrollo de submarinos nucleares y las frecuentes maniobras conjuntas con EE.UU. 

Entretanto, algunos medios locales dicen que Corea del Norte cuenta con submarinos nucleares que pueden contrarrestar los de su vecino sureño y contener las amenazas de EE.UU.

Pyongyang continúa fortaleciendo su poderío militar, un tema que ha desatado la furia de Seúl y Washington. Hace días, los norcoreanos realizaron un desfile militar masivo, en Pyongyang, la capital, para conmemorar el 75.º aniversario de la fundación del gobernante Partido de los Trabajadores, presentando un misil balístico de lanzamiento desde submarinos (SLBM, por sus siglas en inglés), junto con varios lanzadores de cohetes recientemente desarrollados.

Aunque, el líder norcoreano, Kim Jong-un, asegura que la naturaleza de su programa nuclear y de misiles es “defensiva”, la renovada demostración de poder del país puso en alerta a Corea del Sur, que posteriormente amenazó con responder un eventual ataque de las nuevas armas de Corea del Norte en su contra.

tqi/ctl/mnz/mjs