• El embajador de EE.UU. en China, Terry Branstad (izda.), junto al presidente chino, Xi Jinping, en Pekín, 30 de septiembre de 2017.
Publicada: miércoles, 6 de diciembre de 2017 17:19

China está tratando de detener la ‘misión suicida’ en que está enfrascada Corea del Norte, asegura el embajador de EE.UU. en Pekín, Terry Branstad.

El Gobierno de Pekín está haciendo cumplir las dos últimas resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) sobre sanciones aumentadas a Pyongyang, ha dicho el diplomático estadounidense al margen del Foro Mundial de Fortunas, celebrado en la ciudad china de Guangzhou.

En este contexto, ha resaltado Branstad, Estados Unidos debe cooperar con el Gobierno del presidente chino, Xi Jinping, y con otros aliados para convencer a Corea del Norte de que “lo que está haciendo es una misión suicida que no tiene sentido”.

Tras afirmar que las sanciones aplicadas hasta ahora a Pyongyang ya “han empezado a tener su impacto”, el embajador ha descrito el esfuerzo para impulsar su programa nuclear del líder norcoreano, Kim Jong-un, como “la mayor amenaza a la humanidad”.

Branstad, también exgobernador de Iowa (centro este de EE.UU.), ha revelado que el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, podrían reunirse el próximo 19 de diciembre para abordar la “amenaza” norcoreana.

Lo que está haciendo (Corea del Norte) es una misión suicida que no tiene sentido”, afirma el embajador de EE.UU. en China, Terry Branstad.

 

“Existe la posibilidad de que Canadá colabore con Estados Unidos y otros países para evaluar lo que se puede hacer para convencerlos (a los norcoreanos) de que se puede proteger su seguridad sin armas nucleares”, ha destacado.

Las declaraciones del embajador estadounidense se producen en momentos en que Estados Unidos y Corea del Sur están realizando desde el lunes el mayor ejercicio aéreo conjunto llevado a cabo hasta la fecha en la península de Corea.

Esta maniobra, que según Pyongyang podría llevar a los países implicados al borde de una “guerra nuclear”, tiene lugar después de que Corea del Norte anunciara el 28 de noviembre el lanzamiento con éxito de un misil balístico intercontinental (ICBM, en inglés) bautizado como Hwasong-15, con capacidad de cubrir “todo el territorio estadounidense”.

Pyongyang insiste en que realiza sus pruebas nucleares y balísticas sobre la base de su “derecho a la autodefensa” ante la “hostilidad” de EE.UU., manifiesta en las maniobras militares conjuntas Washington-Seúl en la península.

fdd/mla/tqi/hnb

Commentarios