• Una sesión de votación en la Corte Constitucional de Colombia.
Publicada: jueves, 12 de octubre de 2017 16:51

La Justicia de Colombia ratifica la reforma constitucional que obliga a los tres próximos gobiernos cumplir con el acuerdo de paz logrado con FARC.

En un fallo publicado el miércoles, el Tribunal Constitucional de Colombia declaró ajustada a la Constitución una reforma que aprobó el Congreso para blindar jurídicamente el acuerdo de paz que a finales de 2016 el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, firmó con la antigua guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Las instituciones y autoridades del Estado tienen la obligación de cumplir de buena fe con lo establecido en el Acuerdo Final”, establece la reforma Constitucional avalada por el Constitucional y que regirá “hasta la finalización de los tres periodos presidenciales completos posteriores a la firma”.

Ese fallo del máximo tribunal al impedir cambios en el acuerdo durante los próximos doce años, frena las intenciones del partido conservador Centro Democrático, al que pertenece el expresidente colombiano Álvaro Uribe, para acabar o modificar el acuerdo de paz que se firmó después de cuatro años de negociaciones en La Habana, Cuba.

Las instituciones y autoridades del Estado tienen la obligación de cumplir de buena fe con lo establecido en el Acuerdo Final”, establece la reforma Constitucional avalada por el Tribunal Constitucional de Colombia.

 

En este sentido, el alto tribunal ha insistido en que las actuaciones de todos los órganos y autoridades del Estado, los desarrollos normativos del acuerdo, su interpretación y aplicación deberán guardar coherencia e integralidad con lo acordado, preservando los contenidos, los compromisos, el espíritu y los principios.

A principios del mes del septiembre, tras un proceso de dejación de armas, esa organización se convirtió en una formación política y se llamó Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC). Este nuevo partido asimismo se inscribió el lunes ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Colombia para obtener personalidad jurídica (registro) como parte de su “camino hacia la contienda política” y participar formalmente en las presidenciales de 2018.   

El Gobierno del presidente Santos actualmente se encuentra negociando en Ecuador con la segunda guerrilla del país, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), y en este contexto las partes anunciaron a principios de este mes una inédita tregua temporal y bilateral tras medio siglo de conflicto armado.

Aunque FARC era el grupo alzado en armas con más poder, todavía siguen activas otras agrupaciones que también actúan en el marco del prolongado conflicto colombiano que ha dejado hasta el momento más de ocho millones de víctimas, entre muertos, desaparecidos y desplazados.

aaf/ktg/tqi/tas

Commentarios