• Vídeo: Momia milenaria bañada en oro tiene intacta los órganos
Publicada: lunes, 17 de julio de 2017 18:34
Actualizada: martes, 18 de julio de 2017 16:33

Un grupo de medios chinos examina los restos momificados cubiertos de oro de un maestro budista y ve que sus órganos se encuentran en perfecto estado.

La semana pasada en la provincia de Hebei, norte de China, un grupo de médicos examinó los restos momificados cubiertos de oro de un maestro budista. Tras hacerle una tomografía computarizada se reveló el increíble estado de los órganos del maestro Ci Xian, que se cree murió hace aproximadamente 1000 años.

Wu Yongqing, unos de los doctores a cargo de la investigación, aseguró que los huesos “están en excelente condición, como los de una persona sana”, mientras que el cerebro, su mandíbula superior, dientes, costillas, columna y articulaciones, “se conservan completos”.

Medios locales señalan este lunes que el “estado natural” del tejido conectivo y las fibras musculares son “muy sorprendentes”, y subrayan que el análisis de los expertos tiene además un valor cultural y religioso de gran importancia.

Llos huesos están en excelente condición, como los de una persona sana”, asegura Wu Yongqing, unos de los doctores a cargo de la investigación.

 

De acuerdo con registros históricos, el sacerdote budista era originario de La India y viajó a China con el ánimo de difundir la filosofía budista. Posteriormente, fue nombrado maestro budista y luego de su muerte sus discípulos preservaron su cuerpo. En la década de los setenta, sus restos fueron descubiertos en el interior de una cueva.

Su cuerpo fue bañado en oro el año pasado en el templo Dinghui (Hebei), en donde ha permanecido desde el 2011. Sin embargo, los maestros del templo aseguran que Ci Xian podría ser trasladado a otro lugar sagrado, que se está construyendo en la montaña Xiangxiang, en la provincia de Hunan.

En el 2015, científicos de los Países Bajos hallaron una momia similar dentro de una estatua de buda que data de los siglos XI o XII.

Los restos, que pertenecían al maestro budista Liuquan, fueron examinados con una tomografía computarizada y sometidos a pruebas de ADN. Los resultados fueron publicados en una obra monográfica sobre su vida.

krd/ctl/tas/rba

Commentarios