• Una formación de aviones militares durante un ensayo general previo a las celebraciones del 70 aniversario del fin de la II Guerra Mundial en Pekín. 23 de agosto de 2015
Publicada: viernes, 28 de agosto de 2015 16:43
Actualizada: miércoles, 29 de marzo de 2017 3:16

China ha informado haber llevado a cabo maniobras aéreas y marítimas en el mar de la China Meridional esta semana, zona sobre la que existen tensiones con países vecinos por litigios territoriales.

En estas maniobras militares de munición real han participado más de 100 barcos, decenas de aviones, e incluso las fuerzas nucleares chinas, según ha informado Reuters este viernes citando un informe publicado por el Ministerio de Defensa.

Estos últimos ejercicios se centraron en integrar sistemas bélicos de información con las fuerzas aéreas y navales, así como probar la efectividad en el combate de las nuevas armas y equipo.

El Ejército ha logrado "nuevos avances" en varias áreas, incluidas la participación de objetivos de alta velocidad con baja altitud, sistemas antisubmarinos e interceptar misiles supersónicos antibuque con buques de guerra de superficie.

Estos se realizaron en "un entorno electromagnético complejo" que implica muchos tipos de misiles, torpedos, proyectiles y bombas, según ha indicado la publicación del Ministerio.

China reclama la mayor parte del territorio del mar de China Meridional, que es potencialmente rico en energía. y que también es una importante ruta de transporte marítimo, en la que navegan buques cargados de petróleo desde Oriente Medio y en los que se transportan contenedores desde Europa.

El pasado sábado la Armada de China restó importancia a sus ejercicios en el lugar y criticó a otros países de la región por ocupar "ilegalmente" islas y arrecifes del sector.

La mitad del transporte marítimo comercial mundial pasa por estas aguas. Otros países asiáticos, entre ellos Vietnam, Taiwán y Malasia también demandan, total o parcialmente, la soberanía y derechos en dicha zona.

Por otra parte, Estados Unidos ha aumentado su presencia militar en la zona y alega que su Flota del Pacífico tiene como objetivo proteger los intereses comerciales de EE.UU. y sus aliados en el sudeste de Asia y Oriente Medio rico en petróleo.

China rechaza la participación de EE.UU. en este conflicto y ha mostrado un enfoque más asertivo recientemente, que ha incluido la recuperación de tierras y las construcciones sobre los arrecifes en disputa, lo que ha aumentado la tensión.

A principios de mes, el Reino Unido y Japón, que también tiene pretensiones territoriales, acordaron reforzar la cooperación para asegurar el estado de derecho en Asia durante un diálogo estratégico entre sus cancilleres en Tokio, capital nipona.

snr/ktg/kaa