• Un bombardero H-6 con capacidad nuclear de China.
Publicada: sábado, 21 de mayo de 2022 9:16

China vuelve a defender su soberanía sobre Taiwán,enviando 14 cazas y bombarderos a la zona protegida de la isla, en el primer día de la visita de Biden a Asia.

El viernes, justo con el inicio de la gira de cinco días del presidente estadounidense, Joe Biden, por Asia, 14 aviones de combate chinos, incluidos aviones de combate J-11, cazas de ataque J-16, bombarderos H-6 con capacidad nuclear, un avión de transporte Y-8 y un KJ-500, sobrevolaron la Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ, por sus siglas en inglés) de Taiwán.

Taiwán, por su parte, se apresuró a responder y desplegó aviones de combate para interceptar el tan numeroso escuadrón chino que sobrevolaba las proximidades de la isla.

No es inusual que el gigante asiático envíe cazas de combate a la ADIZ de Taiwán, el espacio aéreo más allá de los límites territoriales de una nación sobre el cual mantiene el control del tráfico aéreo por el bien de la seguridad nacional.

 

China considera a Taiwán parte inseparable de su territorio y enfatiza que las patrullas y maniobras, tanto aéreas como navales, cerca o dentro de la isla son necesarias para salvaguardar la soberanía y la integridad territorial del gigante asiático.

Esta incursión aérea fue una demostración de fuerza china hacia Taiwán y un desafío para Estados Unidos que ha aumentado recientemente su apoyo político y ayudas militares a la isla, cuestionando abiertamente el principio de una sola China.      

Pekín ha denunciado sistemáticamente las provocaciones de Washington y su postura hacia autoridades separatistas de Taipéi. En octubre, Biden irritó a Pekín, afirmando que su país defendería a Taiwán si fuera atacado por China.

El gigante asiático, a su vez, ha advertido una y otra vez que está listo para entrar en guerra, si EE.UU. y sus aliados tratan de impulsar la independencia de la isla.

ftm/ncl/mkh