• Wang Yi, canciller chino, en una rueda de prensa virtual, en Pekín (capital de China), 7 de marzo de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 7 de marzo de 2021 15:09

El canciller chino, Wang Yi, dice que, si EE.UU. tiene la intención de regresar al pacto nuclear, tiene que levantar las “sanciones opresivas” contra Irán.

“Ahora que EE.UU. está interesado en regresar al acuerdo nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta [PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés], esperamos que, lo antes posible, muestre su buena voluntad, deje de lado sus acciones hostiles y levante las sanciones opresivas y unilaterales contra Irán”, ha afirmado Wang durante una rueda de prensa concedida este domingo.

No obstante, “el tema del programa nuclear de Irán afecta a toda Asia Occidental y el Golfo [Pérsico]”, ha aseverado, para luego expresar que, en los últimos cuatro años, EE.UU., al abandonar el pacto y aplicar su política de ‘máxima presión’ sobre Irán, provocó que las tensiones se agudizaran en la mencionada región.

Asimismo, tras destacar la necesidad de que tanto EE.UU. como Irán adopten un enfoque de ‘paso a paso’, el jefe de la Diplomacia china ha señalado que el PIAC no es una plataforma para abordar todos los problemas de Asia Occidental.

Por lo tanto, ha recordado que Pekín propuso en su día la formación de una plataforma para el diálogo multilateral, en la que las partes no vinculadas con el pacto nuclear puedan contribuir a la reducción de las tensiones mediante consultas y compromisos con la paz y la estabilidad.

 

Tras la salida unilateral de EE.UU. del PIAC en mayo de 2018, y ante la reimposición de las sanciones antiraníes y la inacción de los firmantes europeos del convenio para garantizar los intereses de Irán, este último empezó a reducir gradualmente sus compromisos establecidos en el tratado.

No obstante, el Gobierno de EE.UU., presidido por Joe Biden, ha expresado su disposición a volver al pacto, siempre y cuando Irán cumpla plenamente sus compromisos.

Teherán enfatiza, por su parte, que no aceptará ninguna condición, aunque asegura que revertirá los pasos que redujeron sus promesas nucleares solo cuando los demás signatarios, en especial Washington, vuelvan a cumplir sus obligaciones.

mrp/anz/tmv/mkh