• Un dron de combate no tripulado MQ-9 Reaper, de fabricación estadounidesne.
Publicada: miércoles, 4 de noviembre de 2020 15:47
Actualizada: jueves, 5 de noviembre de 2020 6:31

El Ministerio de Defensa de China amenaza a EE.UU. con un “golpe devastador”, después de que el Gobierno de Donald Trump aprobara la venta de armas a Taiwán.

El Ejército de Liberación de China jamás permitirá que ninguna fuerza divida el territorio sagrado de nuestra patria. Si alguien no tiene en cuenta esto, sin duda, daremos un golpe devastador”, ha advertido este miércoles, el portavoz del Ministerio chino de Defensa, Wu Qian.

El vocero chino ha lanzado esta amenaza después de que el Departamento de Estado de EE.UU. aprobara el martes la venta a Taiwán de cuatro drones armados MQ-9 Reaper por un valor de 600 millones de dólares para reforzar la defensa de la isla en medio de crecientes tensiones con Pekín.

A través de un comunicado, el Departamento de Estado norteamericano anunció que dio luz verde a la polémica transacción para permitir a Taiwán “modernizar sus fuerzas armadas y conservar creíble su capacidad de defensa”.

 

Sin embargo, para el responsable chino, la postura de la Casa Blanca hacia Taipéi es como “jugar con fuego” y alerta que “el que juega con fuego ciertamente se quemará”.

Asimismo, ha vuelto a destacar que “el tema de Taiwán afecta a la soberanía e integridad territorial de China, así como a los intereses más importantes del país”, por lo que, para Pekín, “ninguna injerencia externa es aceptable”.

El pasado octubre, el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) informó que la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump aprobó la venta de armas a Taiwán por valor de 1800 millones de dólares.

Eso mientras que el gigante asiático en reiteradas ocasiones ha pedido a la Casa Blanca que cese la venta de armas a Taiwán; sin embargo, Washington ha hecho caso omiso y ha continuado sus movimientos a favor de la isla.

De hecho, Washington ha aprobado el paquete de armas para Taiwán, pese a que el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, dijo que Pekín sancionaría a la unidad de defensa de las empresas estadounidenses Boeing, Lockheed Martin y Raytheon Technologies por esa venta.

Pekín considera a la isla parte de su territorio. Taiwán no es reconocida como un Estado independiente por las Naciones Unidas ni por la mayoría de los países del mundo, incluido EE.UU. No obstante, Washington, bajo el mandato de Trump, ha cuestionado el principio de una sola China al aumentar los contactos diplomáticos con Taipéi e intensificar sus cooperaciones militares con la isla.

nsr/ncl/myd/hnb