• Geng Shuang, un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino.

China advierte a EE.UU. sobre el posible envío de infantes de marina para proteger su representación en Taiwán, y pide respeto al principio de ‘una sola China’.

"China se opone firmemente a cualquier forma de contacto oficial o vínculo militar entre EE.UU. y Taiwán", ha afirmado un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang.

Hablando hoy viernes en una rueda de prensa en Pekín, capital china, el diplomático ha precisado que EE.UU. debería adherirse a la directriz de “una sola China” para manejar adecuadamente los asuntos relacionados con Taiwán.

China se opone firmemente a cualquier forma de contacto oficial o vínculo militar entre EE.UU. y Taiwán", ha afirmado un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang.

El exdirector del Instituto Estadounidense de Taiwán (AIT, por sus siglas en inglés), Stephen Young, dijo el miércoles en un foro en Washington que la Administración de Donald Trump enviará marines para encargarse de la seguridad de la nueva sede de la entidad, cuya apertura está prevista para mayo próximo.

William Stanton, otro exdirector del AIT, ha confirmado este viernes el despliegue en una entrevista con la emisora de radio taiwanesa Hit FM y ha adelantado que entre 10 y 15 infantes de marina serán enviados a la instalación de Taipéi.

En ausencia de lazos oficiales y diplomáticos, el AIT, una entidad privada que se ocupa de los intercambios económicos, sociales y culturales entre Taipéi y Washington, actúa como embajada de facto de EE.UU. en Taiwán. El despliegue de los infantes estadounidenses en dicha sede elevaría de hecho su estatus diplomático.

Una portavoz del AIT, Sonia Urbom, ha afirmado que el nuevo edificio "es una demostración de nuestro compromiso vigente y en continua profundización con Taiwán".

 

Los lazos entre China y EE.UU. se tensaron después de que la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, llamara a Trump el 2 de diciembre para felicitarlo por su elección, lo que fue el primer contacto semejante entre los líderes de ambas partes desde que Washington cambió el reconocimiento diplomático de Taipéi a Pekín en 1979.

Trump elevó incluso el nivel de confrontación dialéctica con el gigante asiático cuando dijo el mes pasado que todo estaba a la altura de las negociaciones en los lazos entre EE.UU. y China, incluido el principio de "una sola China", respetado hasta ahora por Washington.

No obstante, el magnate republicano cedió y prometió mantener esa directriz en su primera llamada telefónica con su par chino, Xi Jinping.

ftm/mla/snr/nal

Publicada: viernes, 17 de febrero de 2017 17:54
Actualizada: viernes, 17 de febrero de 2017 18:25
Commentarios