• Presidenta de Chile, Michelle Bachelet (drcha.) y su homóloga brasileña, Dilma Rousseff.
Publicada: miércoles, 6 de abril de 2016 21:24
Actualizada: lunes, 18 de abril de 2016 5:29

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet ha calificado este miércoles a su homóloga brasileña, Dilma Rousseff, de una mujer "honesta y responsable" que hace lo mejor para su país.

"Yo creo que ella es una mujer seria, honesta y responsable y que está haciendo lo mejor posible por Brasil", ha afirmado en una entrevista al canal de noticias CNN Chile, sobre Rousseff, quien enfrenta una demanda de juicio político.

Asimismo Bachelet ha resaltado los estrechos lazos que mantiene con Rousseff y ha expresado "su admiración” por la mandataria brasileña, quien tendría que abandonar la Presidencia en mayo, si la comisión creada por la Cámara de Diputados ha aprobado someterla a un impeachment.

Yo creo que ella es una mujer seria, honesta y responsable y que está haciendo lo mejor posible por Brasil", ha afirmado la presidenta de Chile, Michelle Bachelet. 

La jefa de Estado chilena, en referencia al posible juicio político en Brasil, opina que lo más importante para el gigante suramericano es que “pueda seguir desarrollándose de manera democrática y adecuada".

Hasta el momento, miles de ciudadanos y varios partidos políticos han expresado su desacuerdo con la solicitud de impeachment.

En esta línea, el senador Ciro Nogueira, presidente del Partido Progresista (PP) de Brasil –con mayoría parlamentaria–, ha anunciado este mismo miércoles que orientará a sus legisladores a apoyar a Rousseff ante las amenazas de los sectores opositores.

Nogueira ha garantizado el apoyo de más de 40 –del número total de los legisladores de este partido– a la permanencia de Rousseff en el Gobierno. 

Presidente del Partido Progresista (PP) de Brasil, Ciro Nogueira.

 

Sin embargo, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) se declaró a finales de marzo, “independiente” de la alianza política con el Gobierno de Rousseff, lo que acerca más a la mandataria hacia la destitución.

La mandataria brasileña fue acusada por un grupo de juristas apoyados por la oposición de haber aumentado gastos sin permiso del Congreso y de tapar agujeros del presupuesto con préstamos de bancos estatales en 2014, el año de su reelección, y a inicios de 2015.

En tanto, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y el abogado general del Estado brasileño, José Eduardo Cardozo, afirman que no existen fundamentos para la destitución de Rousseff. 

Rousseff asegura que el impeachment no solo se traduce en un golpe contra la democracia brasileña sino que rompe el orden democrático América Latina. Además, recientemente ha dejado claro que no abandanará su cargo antes del tiempo legal.

tqi/ncl/hnb