• La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, habla a los medios de comunicación a su llegada a una reunión de cancilleres de la OTAN en la sede de la Alianza Atlántica en Bruselas (capital belga), 31 de marzo de 2017.
Publicada: viernes, 14 de abril de 2017 18:17
Actualizada: sábado, 15 de abril de 2017 2:37

Canadá anuncia nuevas sanciones a Siria y prohíbe transacciones con los directivos superiores del Gobierno de Damasco.

El Gobierno del primer ministro, Justin Trudeau, ha extendido hoy viernes las sanciones de Canadá a Siria a 27 nuevos altos funcionarios del Gobierno de Damasco, ha informado la canciller canadiense, Chrystia Freeland.

La ministra de Exteriores ha asegurado que las nuevas restricciones impuestas a Siria por Canadá responden a la supuesta implicación del Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, en el ataque químico señalado el 4 de abril en la localidad de Jan Sheijun, en la provincia siria de Idlib (noroeste).

El ataque con armas químicas de la semana pasada en el sur de Idlib es un crimen de guerra y es inaceptable. Canadá está trabajando con sus aliados para poner fin a la guerra en Siria y exigir cuentas a los responsables”, enfatiza la canciller canadiense, Chrystia Freeland.

“El ataque con armas químicas de la semana pasada en el sur de Idlib es un crimen de guerra y es inaceptable. Canadá está trabajando con sus aliados para poner fin a la guerra en Siria y exigir cuentas a los responsables”, ha enfatizado.

 

La canciller canadiense, de igual modo, ha alegado que estas nuevas sanciones forman parte de los “continuos esfuerzos (de su país) por aumentar la presión sobre Al-Asad para detener la violencia contra niños, mujeres y hombres inocentes”.

Damasco, por su parte, rechaza este tipo de acusaciones basándose en los informes de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), que ha confirmado que Damasco no dispone de armas de destrucción masiva.

Sin embargo, EE.UU., ignorando los desmentidos de Siria, decidió el viernes pasado emprender acciones militares en reacción a la supuesta vinculación del Gobierno sirio en el ataque de Idlib, y para ello bombardeó la base aérea de Al-Shairat, en la provincia central siria de Homs, lo que las autoridades del país árabe han denunciado como violación de su soberanía.

tqi/mla/tmv/nal

Commentarios