• El presidente de Bolivia, Evo Morales, participa en las pruebas iniciales realizadas a la infraestructura en la refinería Gualberto Villarroel, situada en la región de Cochabamba (centro), 13 de septiembre del 2014
Publicada: martes, 8 de septiembre de 2015 15:03

El presidente de Bolivia, Evo Morales, dice que su país se convertirá en una de las naciones más productivas del sector energético de toda la región tras inaugurar el proyecto de gas Banda Azul.

"Estamos preparados para que Bolivia sea el centro energético de Suramérica, esa es nuestra meta", declaró el dirigente boliviano el lunes citado por la cadena venezolana Telesur.

Estamos preparados para que Bolivia sea el centro energético de Suramérica, esa es nuestra meta", declaró el dirigente boliviano Evo Morales.

La administración del Gobierno de Evo Morales conseguiría elevar a Bolivia al puesto de mayor generación de energía de Suramérica gracias a los resultados obtenidos por el proyecto hidroeléctrico Banda Azul, situado en la provincia Chapare en el norte del departamento de Cochabanba (centro), desde el que aprovecharán las aguas de la región para ampliar nuevos complejos de este tipo. 

En este contexto destacó que este proyecto es una de las máximas inversiones energéticas que lleva a cabo su Gobierno. El mismo es parte de "grandes inversiones que estamos haciendo para bien" y no solo "para vender gas" sino que también ayudaría a países vecinos, fueron parte de sus declaraciones.

Esta reciente inauguración viene poco después de la apertura de la planta separadora de líquidos "Carlos Villegas", una de las tres plantas más grandes de Latinoamérica, que abre una nueva era de los hidrocarburos en el país y que compone la obra de ingeniería más importante de la historia del país andino amazónico.

La Planta Separadora de Líquidos Gran Chaco “Carlos Villegas”

 

El mandatario ya anticipó el año pasado sus intenciones de convertir a su país en el centro energético de la región latina, cuando anunció que en el 2015 se empezaría a construir una central nuclear con fines pacíficos en el departamento de La Paz (oeste) con una inversión de 2 mil millones de dólares que se prevé concluya en el 2025. 

También destacó en su momento creer firmemente en que "el tema energético, estos planes, programas, deben ser una política de Estado" que debe seguir quien sea que se encuentre al mando.

Por otra parte, Bolivia también manifestó estar dispuesta a venderle gas a Chile, gran importador de energía de la región, una vez que se resuelva el litigio marítimo que mantiene con este país sobre la salida soberana al mar.

Exportaciones de gas licuado de petróleo (GLP) a países como Bolivia, Paraguay y Perú además de posiblemente Uruguay, Brasil y Argentina serán las que perfilarán a Bolivia como el centro energético de Sudamérica.

snr/ktg/mrk

Commentarios