• Evo Morales, el expresidente de Bolivia, (Foto: El País)
Publicada: domingo, 24 de enero de 2021 22:40
Actualizada: lunes, 25 de enero de 2021 0:15

El expresidente de Bolivia Evo Morales recibe el alta médica de una clínica privada, donde estuvo ingresado dos semanas, tras contagiarse de la COVID-19.

“Me siento bien, un poquito de tos. Tengo que estar en casa sin contacto. Todo está superado de acuerdo a la observación médica”, declaró el domingo Morales en una conferencia de prensa junto con dos doctores que lo atendieron en la clínica situada en la ciudad de Cochabamba, en el centro de Bolivia.

El exgobernante aprovechó su contacto con la prensa para instar a los bolivianos a cumplir las medidas de prevención para evitar contagios. “La pandemia es fregadita pero cuando se cumple con las recetas médicas se puede superar al virus”, agregó. 

Morales, de 61 años de edad, puso de relieve que, “si lo autorizan los médicos”, estaría dispuesto a convertirse en donante de plasma sanguíneo para la recuperación de futuros contagiados, aunque uno de los galenos que lo acompañaba aclaró que tal decisión estará en función de evaluaciones médicas.

De acuerdo con el parte médico, anunciado en la conferencia, el exmandatario boliviano “tuvo una insuficiencia respiratoria producto de la pandemia, pero ha ido evolucionando satisfactoriamente... en la última prueba de COVID-19 dio negativo”.

mmo/ncl/rba