• Rogelio Mayta, canciller boliviano del Gobierno de Luis Arce, en su ceremonia de investidura, La Paz (capital administrativa), 9 de noviembre de 2020.
Publicada: jueves, 19 de noviembre de 2020 0:21
Actualizada: jueves, 19 de noviembre de 2020 1:52

El Gobierno boliviano pretende restablecer “a mediano plazo” sus relaciones diplomáticas con Chile, enfrentado por demanda boliviana de acceso marítimo soberano.

“En el corto plazo parece no ser fácil, pero en el mediano y largo plazo todo puede ser posible”, afirmó la noche del martes (hora local) el canciller boliviano, Rogelio Mayta, durante una entrevista concedida a la cadena radial local Erbol.

El titular boliviano expresó estos comentarios en tono amistoso a fin de acabar con las tensiones que caracterizaron las relaciones diplomáticas entre los dos países en los últimos 15 años, después de que fracasara la última negociación formal sobre el reclamo boliviano de recuperar su acceso al océano Pacífico.

La gestión de las aguas dulces del Silala fue motivo de choques judiciales entre ambas naciones ante La Haya, ya que Santiago considera que es un río internacional y La Paz sostiene que es exclusivo de su territorio nacional.

 

Mayta señaló a la complicidad de la situación con Chile durante mucho tiempo, pero asegurando que “la relación entre los pueblos es entre hermanos y vecinos”, razón por la cual destacó la necesidad de tratar de “estructurarla y llevarla adelante de la mejor forma posible”.

Sin embargo, a continuación aclaró que, más allá de un restablecimiento de los lazos, La Paz sostendrá como “irrenunciable” su demanda marítima. A este respecto, el diplomático boliviano enfatizó que no se debe “dejar la mesa de diálogo en ningún momento”, además de indicar que “hay que seguir conversando todos los temas que sean necesarios”.

Bolivia perdió 400 kilómetros lineales de litoral costero y 120 000 kilómetros cuadrados de territorio en la guerra del Pacífico (1879-1883). Chile argumenta que la frontera quedó fijada con claridad con el tratado de 1904 entre ambos países, por lo que no negociará su integridad territorial.

En octubre de 2018, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) rechazó la demanda de Bolivia de que se obligara a Chile a negociar un acceso al mar para La Paz.

mrp/anz/mjs