• El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia, Salvador Romero.
Publicada: martes, 24 de marzo de 2020 1:35

Todos candidatos a Presidencia de Bolivia han aceptado la decisión del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de posponer las elecciones generales por el COVID-19.

“Todas las candidaturas (...) han expresado su respaldo a la posición del Tribunal Supremo Electoral del día sábado en el sentido de suspender el proceso electoral en este tiempo de cuarentena. Ha habido respaldo pleno”, ha anunciado este lunes Salvador Romero, el presidente del órgano electoral boliviano, durante una rueda de prensa.

Estas declaraciones se han producido en línea del anuncio del pasado sábado del TSE sobre el aplazamiento de las elecciones presidenciales por el nuevo coronavirus (COVID-19) en el país andino, donde ya se han registrado 27 casos de esta enfermedad. El órgano no ha indicado otra fecha.

Romero destaca el “espacio de diálogo” que ha encontrado con los diversos candidatos y ha explicado que, aunque los aspirantes han accedido a mantener los contactos “para la definición de la fecha”, de momento no se ha concretado, si bien, ha expresado su esperanza de lograr un consenso, que se traduzca en una ley aprobada por la Asamblea Legislativa.

 

La decisión del aplazamiento de las elecciones presidenciales se tomó mientras que, en plena crisis de la pandemia —según informó el diario local La Razón— el gobierno de facto de la presidenta autoproclamada Jeanine Áñez autorizó la asignación de más de cinco millones de dólares para costear la compra de agentes químicos para reprimir los manifestantes en vez de atender el COVID-19.

A nivel mundial, la pandemia del coronavirus que comenzó en la ciudad china de Wuhan en diciembre de 2019 se ha propagado, hasta el momento, en 195 países con un total de 375 223 infectados, de los cuales unos 16 360 han fallecido. Alrededor de 101 590 personas ya se han recuperado.

La paralización del proselitismo en las calles, que se dio la semana pasada, hizo que los principales candidatos recurran a la “telecampaña” o a las redes sociales, referidas únicamente a la pandemia de la enfermedad mortal.

Dichas elecciones, previstas para el próximo 3 de mayo, son determinantes para superar la crisis política que se desató por los movimientos violentos de la derecha contra los resultados de las elecciones del 20 de octubre que dieron el triunfo al presidente Evo Morales, quien se vio forzado a renunciar en aras de pacificar el país. 

mrp/ncl/hnb