• El presidente boliviano, Evo Morales, en una conferencia de prensa celebrada en la ciudad de Santa Cruz (este). 31 de diciembre de 2015
Publicada: viernes, 1 de enero de 2016 9:16
Actualizada: sábado, 2 de enero de 2016 4:47

El presidente boliviano, Evo Morales, manifestó que no es importante que su pueblo no elija su reelección en el referendo, sino lo que le importa son los logros que ha conseguido hasta ahora.

“Aunque no aprueben finalmente nuestra reelección, no importa; hemos hecho, hicimos historia gracias al pueblo boliviano”, manifestó el jueves el jefe del Ejecutivo boliviano durante una conferencia de prensa celebrada en la ciudad de Santa Cruz (este).

Aunque no aprueben finalmente nuestra reelección, no importa; hemos hecho, hicimos historia gracias al pueblo boliviano”, afirmó el presidente de Bolivia, Evo Morales.

La repostulación de Morales y el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, en las próximas elecciones generales de 2019 depende del resultado de un referendo constitucional programado para el próximo 21 de febrero que definirá si se modifica o no el artículo 168 de la Carta Magna, que permita la segunda reelección presidencial en lugar de una, como señala el texto actual de la ley.

El presidente del país andino subrayó, además, que le interesa el resultado de esa consulta ya que de este modo podrá entender si la nación boliviana quiere o no que participe en los próximos comicios.

Este referéndum es lo más democrático, agregó antes de precisar que tiene previsto acompañar a los movimientos sociales en la campaña por el Sí y respetar su decisión.

De igual manera, hizo hincapié en que la modificación de la Constitución no fue algo planteada por el oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), sino por los miembros de la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam).

En este contexto, recalcó que tales organizaciones sociales piden la continuidad del proceso de cambio que realiza su Gobierno, el cual ha obtenido logros como estabilidad económica y aplicación de políticas en beneficio del pueblo boliviano.

Morales también añadió que incluso los mencionados organismos planteaban que se pueda habilitarlo a una reelección indefinida, pero que aceptaron postularse a una elección más con el propósito de conseguir más desarrollos.

"Quiero decirles a los movimientos sociales que si hemos rechazado la reelección indefinida, somos responsables, porque hay que dar paso a las nuevas generaciones, entiendo, pero hay que cumplir con las inversiones y con la Agenda Patriótica", añadió.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, y el vicepresidente del país, Álvaro García Linera.

 

Un sondeo realizado el pasado noviembre desveló que el 46 por ciento de los bolivianos votará, en el referendo del 21 de febrero de 2016, a favor de la reforma constitucional para autorizar y habilitar una nueva elección del dignatario y de su vicepresidente en los próximos comicios generales de 2019, para ejercer un nuevo mandato en el período 2020-2025.

Asimismo, una encuesta realizada el pasado diciembre reveló que el nivel de la aprobación de Morales llegó a 65 % al cierre del año 2015 y la del vicepresidente del país a 59 %.

Morales asumió la Presidencia de Bolivia en 2006 tras ganar las elecciones con el 54 por ciento de los sufragios, mientras que en enero de 2010 obtuvo el 69 por ciento, en su segundo periodo de gestión. En 2014 fue reelegido para un tercer mandato de cinco años.

ftn/ktg/mrk

Comentarios