• Manifestantes bareiníes protestan en Al-Daih contra el acercamiento diplomático entre los regímenes de Manama y Tel Aviv, 3 de septiembre de 2021.
Publicada: sábado, 4 de septiembre de 2021 9:49

Los bareiníes salen a las calles para condenar la toma de posesión del embajador del régimen de Al Jalifa en los territorios ocupados por el régimen de Israel.

Los manifestantes marcharon el viernes por la noche en la localidad de Al-Daih, ubicada al oeste de la capital, Manama, para condenar el acercamiento de las autoridades de Baréin a Israel en el marco de la normalización de las relaciones diplomáticas entre el pequeño reino del Golfo Pérsico y el régimen de Tel Aviv.

“La normalización de las relaciones es una traición” y “Nos oponemos a la normalización”, fueron algunos de los lemas que corearon los indignados bareiníes. 

Portando pancartas, con frases como “El pueblo de Baréin seguirá siendo leal a Palestina, el pueblo palestino y sus santuarios y se opondrá a la traición de la normalización de las relaciones” y “Su arma es el compromiso y nuestra arma es la resistencia”, los manifestantes expresaron su rechazo a la medida proisraelí del régimen de Al Jalifa.

Los manifestantes también expresaron su solidaridad con los activistas políticos encarcelados por el régimen de Al Jalifa y exigieron su liberación inmediata.

 

La protesta se produjo para repudiar el nombramiento del diplomático Eitan Naehes como primer embajador del régimen israelí en Baréin, el mismo día en que el primer embajador de Baréin en los territorios ocupados palestinos, Jaled Yusef al-Yalahmah, se reunió con el ministro israelí de Asuntos Exteriores, Yair Lapid, en el parlamento y le presentó una copia de sus credenciales diplomáticas.

De acuerdo con un reportaje recogido por el canal de televisión libanés Al-Manar, es probable que, en los próximos días, Baréin sea testigo de una nueva oleada de movimientos populares en rechazo a la normalización, después de que la oposición convocara manifestaciones para las próximas dos semanas bajo el lema “Juntos resistimos la normalización”.

La polémica decisión de Manama convirtió a Baréin en el cuarto país árabe y el segundo del Golfo Pérsico en establecer relaciones diplomáticas plenas con Israel, tras los Emiratos Árabes Unidos (EAU), el 13 de agosto de 2020, Egipto (1979) y Jordania (1994). Sudán y Marruecos se sumaron luego a los mencionados Estados árabes estableciendo lazos con el régimen de Israel.

En este contexto, se han llevado a cabo varias protestas callejeras, bastante airadas, contra el acuerdo alcanzado entre Baréin e Israel, en las que los ciudadanos critican al régimen de Manama por hacer oídos sordos a los llamamientos de la nación contra el establecimiento de relaciones con los ocupantes israelíes.

nsh/ncl/mkh/mrg