• El logotipo de Facebook se ve en una computadora en Washington, capital de EE.UU., 10 de julio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 9 de marzo de 2020 17:38

Australia presenta una demanda contra Facebook por la posibilidad de haber filtrado los datos personales de más de 300 000 usuarios australianos.

La Comisión Australiana de Información ha presentado este lunes la demanda ante el Tribunal Federal Australiano, acusando a la multinacional tecnológica de vulnerar la Ley de Privacidad al permitir la divulgación de información privada de 311 127 usuarios en el país entre marzo de 2014 y mayo de 2015.

Según la demanda, la empresa estadounidense ha violado la ley de privacidad mediante la encuesta “This Is Your Digital Life” y compartir las informaciones personales con la consultora política Cambridge Analytica, un hecho que podría conllevar una multa máxima de 1,7 millones de dólares australianos (1,1 millones de dólares) por cada delito serio o repetido.

La información fue expuesta con el riesgo de ser revelada a Cambridge Analytica y a otras partes, y utilizada con fines de elaboración de perfiles políticos (de los votantes)”, ha comunicado la Comisión criticando que el diseño de la plataforma impide a los usuarios ejercer una elección y un control razonables sobre la divulgación de su información.

 

El escándalo de la empresa británica Cambridge Analytica se destapó en 2018 cuando estuvo acusada de la filtración y uso con fines de propaganda política de los datos de al menos 87 millones de usuarios de Facebook (la mayoría en Estados Unidos) sin la debida autorización.

Cambridge Analytica recuperó en 2014, a través de un cuestionario psicológico respondido por 270 000 personas, los datos de 87 millones de usuarios. En esa época, las aplicaciones autorizadas por una persona tenían acceso a los datos de sus amigos, lo que explica la gran cantidad de afectados.

Tras el suceso, se dio a conocer que la consultora había recopilado ilegalmente datos personales de los usuarios para apoyar la campaña presidencial del actual presidente de EE.UU., Donald Trump, en 2016 aunque el magnate estadounidense lo desmintió.

msm/lvs/mjs