• El primer ministro armenio, Nikol Pashinyan.
Publicada: sábado, 16 de octubre de 2021 16:57

El premier armenio rechaza la acusación de supuesta implicación de Armenia e Irán en el tráfico de drogas a Europa, planteada por el presidente azerbaiyano.

En su intervención el viernes en la cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), el primer ministro armenio, Nikol Pashinyan, rechazó la acusación hecha la misma jornada por Ilham Aliev que vinculaba a Yerevan y Teherán en “el tráfico ilegal de drogas a Europa a través del territorio de Karabaj en el período de ocupación de la región por parte de Armenia”.

El titular armenio subrayó que “los organismos encargados de hacer cumplir la ley de Armenia e Irán están cooperando estrecha y eficazmente contra el tráfico ilegal de drogas”.

“Estamos cooperando muy de cerca con los cuerpos policiales de Irán y estamos luchando muy eficazmente contra el tráfico ilegal de drogas. También puedo presentar cifras que demuestran que el volumen de drogas incautadas y el número de detenciones en casos de tráfico ilícito de drogas se han multiplicado por tres, cuatro e incluso más”, dijo Pashinyan.

Irán, a su vez, tachó de “sorprendentes” y “carentes de toda fundamentación” los alegatos del mandatario azerbaiyano y advirtió que dañaban las relaciones fraternales entre Teherán y Bakú.

“Este tipo de acusaciones mediáticas sirve solo a los intereses del régimen sionista, que busca socavar las relaciones fraternales de las dos naciones de Irán y Azerbaiyán”, avisó el viernes el portavoz de la Cancillería iraní, Said Jatibzade.

 

La República Islámica, agregó el diplomático persa, ha estado a la vanguardia de la lucha contra el narcotráfico durante las últimas cuatro décadas y ha pagado un alto precio humano a la hora de combatir ese flagelo.

Las afirmaciones de Aliev se produjeron en medio de una escalada de tensión en las relaciones de Bakú y Teherán, debido a las denuncias de Irán sobre los intentos de Israel para utilizar el territorio azerbaiyano para desestabilizar el país persa.

A pesar de que Bakú rechaza que sus fronteras se estén utilizando por terceros países o grupos extremistas con fines de inteligencia en contra de Irán, varios informes muestran que Israel ha desplegado fuerzas y grupos terroristas afines durante los últimos meses en varias zonas del territorio azerbaiyano.

Teherán ha advertido que no toleraría la presencia ni las actividades del régimen de Israel en contra de su seguridad nacional y tomará las medidas necesarias al respecto, al tiempo que ha pedido a Bakú que no permita que actores extranjeros influyan en los nexos entre los dos países.

ftm/hnb