• Shaker Wahib, un destacado comandante iraquí de Daesh.
Publicada: sábado, 15 de agosto de 2015 20:30
Actualizada: miércoles, 21 de septiembre de 2016 12:06

Un medio alemán ha revelado la complicidad de la OTAN en el contrabando del petróleo robado por el grupo EIIL (Daesh, en árabe) de algunos países árabes.

Los países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), incluidos Turquía, Estados Unidos y el Reino Unido, guardan silencio ante esas actividades, facilitando la continuación de este saqueo económico, dice el medio de comunicación alemán DWN, citado este sábado por la agencia rusa de noticias Sputnik.

Los estadounidenses saben bien lo que está pasando, pero (el presidente turco, Recep Tayyip) Erdogan tiene buena relación con (su homólogo estadounidense Barack) Obama; Erdogan hace lo que le dé la gana y Estados Unidos tiene que aprobarlo”, señala un oficial iraquí en condición de anonimato.

Añade que la banda terrorista Daesh se lucra del robo y la venta ilegal del crudo, sacando un beneficio de tres mil de dólares al día, al vender 45.000 barriles de petróleo diario.

Daesh, según informes, tiene bajo su control el 60 % de la producción del petróleo sirio y siete de los yacimientos de crudo de Irak.

La fuente agrega que los aliados cercanos de Londres y Washington, como el Gobierno regional de Kurdistán iraquí y la Organización de la Inteligencia Nacional de Turquía (MIT), además de facilitar el contrabando de crudo, han suministrado armas y ayuda a los elementos takfiríes de Daesh.

Si bien, los gobiernos kurdos y turcos, desmintiendo cualquier implicación en las actividades petrolíferas ilegales que lleva a cabo este grupo, resaltan los pasos dados para frenar este proceso.

Nafiz Ahmed, un periodista del portal de noticias en línea Middle East Eye, citando a una fuente gubernamental iraquí, que habló en condición de anonimato, ha subrayado que las autoridades kurdas guardan silencio ante la venta del crudo iraquí en el mercado negro.

La fuente iraquí, en condición de anonimato, ha asegurado al periodista árabe que la corrupción en los referidos gobiernos y las relaciones cercanas que mantienen entre sí, han hecho nulos los “esfuerzos” para poner fin al contrabando de Daesh.

“Los estadounidenses saben bien lo que está pasando, pero (el presidente turco, Recep Tayyip) Erdogan tiene buena relación con (su homólogo estadounidense Barack) Obama; Erdogan hace lo que le da la gana y Estados Unidos tiene que aprobarlo”, prosigue el oficial iraquí.

Como otra prueba de la complicidad del bloque militar, DWN añade que la empresa petrolera angloturca Genel Energy, vinculada a los parlamentarios británicos, ha recibido supuestamente una orden para suministrar las refinarías de la empresa kurda Gruop Nokan, que es sospechosa de apoyar la venta ilegal de petróleo por Daesh a Turquía.

Entre los clientes del crudo robado de Irak y Siria figuran algunos países europeos, que lo compran a un precio irrisorio, según indicó a finales del 2014 el director del Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB), Alexánder Bórtnikov.

Además del contrabando de crudo, Daesh tiene otras fuentes para financiarse, como el tráfico de órganos, y venta de restos arqueológicos e históricos.

Entre tanto, la cadena iraquí Al-Sumaria, citando a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha informado este sábado que los cerca de ocho millones de personas que viven en los territorios ocupados por Daesh tienen limitado acceso a agua potable, gasolina y comida, además de servicios básicos como la electricidad y atención sanitaria.

Asegura también que al menos 2 millones de ciudadanos iraquíes y sirios necesitan ayudas humanitarias con urgencia y de no recibirlas se produciría una situación de crisis humanitaria muy grave en ambos países.

Daesh, que goza del apoyo extranjero, controla varias zonas del norte de Siria, desde donde pudo, en el mes de junio de 2014, infiltrarse en territorio iraquí y apoderarse de algunas regiones, donde comete crímenes de lesa humanidad.

ask/ncl/rba