• Construyen asentamientos ilegales en Ramalá, ubicada en el norte de la ocupada Cisjordania, 25 de enero de 2017.
Publicada: viernes, 31 de marzo de 2017 0:30
Actualizada: viernes, 31 de marzo de 2017 2:43

Pese a las críticas internacionales, el régimen de Israel aprueba el primer ‎asentamiento en décadas en Cisjordania.‎

El gabinete de seguridad israelí ha tomado esta decisión hoy jueves a petición del primer ministro, Benyamin Netanyahu, que anunció horas antes su intención de construir nuevas viviendas para realojar a los colonos de Amona, una colonia de Cisjordania demolida en febrero, tras determinarse que fue erigida ilegalmente hace dos décadas en tierras privadas palestinas.

"Había prometido crear una nueva implantación y vamos a respetar ese compromiso (…) Dentro de unas horas conocerán todos los detalles", ha dicho Netanyahu en un encuentro con el presidente eslovaco, Andrej Kiska, celebrado en la misma jornada.

Había prometido crear una nueva implantación y vamos a respetar ese compromiso (…) Dentro de unas horas conocerán todos los detalles", ha afirmado el premier israelí, Benyamin Netanyahu.

Con esta orden, se cumple la promesa de febrero del primer ministro israelí de construir nuevos asentamientos en estos territorios ocupados después de más de dos décadas.

 

Según un comunicado publicado por la agencia británica Reuters, este nuevo asentamiento ilegal será levantado en la región de Emek Shilo, una colonia ya existente, situada en el antiguo emplazamiento de Amona, al norte de Ramalá, en la Cisjordania ocupada.

Esta nueva construcción será la primera promovida por el régimen israelí desde 1992, cuando Yitzhak Shamir era primer ministro de dicho régimen.

Desde que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue investido, el pasado 20 de enero, ha mostrado una línea más suave hacia los asentamientos, e Israel, aprovechando esta situación, ha impulsado la construcción de más de 6000 viviendas. En este sentido, el pasado 1 de febrero, Netanyahu anunció la construcción de 3000 casas más en las colonias de Cisjordania.

Actualmente, más de 570 000 colonos israelíes viven en 120 asentamientos ilegales construidos en suelo palestino. La comunidad internacional considera “ilegales” estas colonias, pero el régimen de Tel Aviv hace oídos sordos a toda condena.

myd/nii/