• --
Publicada: viernes, 31 de mayo de 2013 8:22
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 12:52

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) incluyó el jueves al ‘Frente al-Nusra’, uno de los grupos opositores armados que lucha contra el Gobierno de Siria, en su lista negra de sanciones, al considerarlo una rama de la agrupación terrorista Al-Qaeda. Según la representación diplomática estadounidense ante las Naciones Unidas, ninguno de los miembros del CSNU se ha opuesto a su inclusión en la lista negra de entidades asociadas a la red Al-Qaeda. El pasado 16 de mayo, el departamento de Estado norteamericano impuso sanciones contra el líder del grupo terrorista Frente al-Nusra, Abu Mohamad al-Golani, quien anunció en abril su compromiso de lealtad a Al-Qaeda. Según dichas sanciones, las propiedades de Al-Golani en EE.UU. han quedado congeladas y los ciudadanos estadounidenses tienen prohibido desarrollar negocios con él. A través de un mensaje sonoro difundido el pasado 10 de abril en foros de terroristas, Abu Mohamad al-Golani, juró fidelidad al líder de Al-Qaeda, Ayman al-Zawahiri. Las declaraciones de Al-Golani se produjeron un día después de que el cabecilla del brazo iraquí de Al-Qaeda, Abu Bakr al-Baghdadi, anunciara la fusión con el Frente para desempeñar un papel más importante en la crisis de Siria. Posteriormente, Siria exigió a la Organización de Naciones Unidas (ONU) que incluyera al grupo terrorista en la lista negra de entidades asociadas a la red de Al-Qaeda, sin embargo, la solicitud fue rechazada en aquel entonces por el voto de Francia y el Reino Unido. Por su parte, el 11 de noviembre de 2012, Estados Unidos lo incluyó en su lista negra. Aunque la adopción de esta medida por parte de Washington coincide con una presencia cada vez más notable de integrantes del grupo, prácticamente, en todos los frentes de batalla en Siria, sobre todo en Damasco, capital del país. En este sentido, el embajador sirio ante la ONU, Bashar Yafari, señaló el pasado 10 de mayo que Frente al-Nusra, había asumido la autoría de al menos 600 actos terroristas en el último año. El diplomático sirio, durante su intervención en una sesión del CSNU celebrada en la sede del organismo en Nueva York, EE.UU., precisó que la agrupación terrorista había llevado a cabo una ola de atentados contra escuelas, hospitales y lugares santos del país, además de asesinar a figuras religiosas y secuestrar personal de la ONU. Desde mediados de marzo de 2011, Siria sufre fuertes disturbios provocados por grupos terroristas, patrocinados desde el exterior, que buscan derrocar al Gobierno constitucional de Damasco. sg/ybm