• La mezquita de Imam Ali (la paz sea con él) afectada por un ataque suicida. 22 de mayo de 2015
Publicada: sábado, 23 de mayo de 2015 6:22
Actualizada: lunes, 25 de mayo de 2015 5:20

Los Gobiernos de EE. UU. y el Reino Unido, patrocinadores de los grupos terroristas que operan en Oriente Medio, condenaron un atentado suicida perpetrado el viernes contra una mezquita chií en Arabia Saudí que causó la muerte de 21 personas y 70 heridos.

Estados Unidos, país bajo la lupa internacional por su respaldo a bandas terroristas, expresó su repudio a este atentado a traves de la portavoz del Departamento de Estado Marie Harf, durante una conferencia de prensa celebrada el viernes en la ciudad capitalina de Washington. 

La portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf

 

El grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) se adjudicó la responsabilidad de la sangrienta ofensiva contra la mezquita ubicada en la ciudad de Al-Qadeeh, sita en la región de Al-Qatif, en la provincia de Al-Sharqiya, este de Arabia Saudí.

Por su parte, el Gobierno de Londres, otra potencia hegemónica que alimenta el terrorismo takfirí, condenó el ataque suicida perpetrado por uno de los miembros de Daesh identificado como Abu Amer al-Najdi.

Por medio de un comunicado, el titular para Oriente Medio del Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Tobias Ellwood, tachó de “barbarie” el ataque contra los chiíes saudíes y recalcó que su Gobierno está al lado de las autoridades de Riad en estos momentos difíciles.

El ministro para Medio Oriente del Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Tobias Ellwood

 

La banda terrorista de Daesh que desde más de un año se ha convertido en una amenaza internacional, según figuras occidentales, surgió de las políticas erróneas de las autoridades de países occidentales.

A mediados de marzo, el presidente estadounidense confesó que la decisión del expresidente George W. Bush de invadir Irak en 2003 supuso el origen de esta banda terrorista que actualmente opera ampliamente en Irak y Siria, donde comete crímenes de lesa humanidad.

La exsecretaria de Estado de EE. UU. Hillary Clinton confesó en su libro de memorias ‘Hard Choices’ (Decisiones Difíciles) que Daesh fue creado por Estados Unidos con el fin de provocar el caos en Oriente Medio y dar legitimidad a futuras intervenciones norteamericanas en la región.

También, el exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional de EE. UU. (NSA, por sus siglas en inglés) Edward Snowden ha sacado a la luz recientemente que los servicios de Inteligencia estadounidense, israelí y británico crearon EIIL mediante un trabajo conjunto.

Las autoridades del Reino Unido y otras potencias occidentales no escatiman esfuerzo alguno para apoyar las políticas de Estados Unidos. Actualmente se puede observar que cada día más ciudadanos de diferentes países occidentales se suman a las filas de esta banda terrorista.

Integrantes del grupo takfirí EIIL(Daesh, en árabe)

 

El 8 de marzo, el primer ministro de Francia, Manuel Valls, advirtió de que hasta finales de este año al menos 10.000 europeos podrían formar parte de EIIL.

mno/ncl/msf

Commentarios