• Sigmar Gabriel, vicecanciller y ministro de Asuntos Económicos y de Energía de Alemania.
Publicada: domingo, 27 de septiembre de 2015 1:25

El vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, ha criticado este sábado la postura pasiva de los Estados Unidos sobre la crisis migratoria que azota a los países europeos.

Ciertamente, EE.UU. no debe gozar de la inmunidad en el tema de los inmigrantes (…)”, ha dicho Gabriel.

Ciertamente, EE.UU. no debe gozar de la inmunidad en el tema de los inmigrantes (…)", ha dicho el vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel.

Luego de poner de relieve que dicha crisis en su forma es la mayor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), el también ministro de Energía y Economía ha añadido que Washington también ha desempeñado un papel en el surgimiento del flujo migratorio hacia Europa.

Ha pedido a EE.UU. y algunos países árabes ribereños del Golfo Pérsico acoger a una parte de los solicitantes de asilo provenientes de Siria e Irak que huyen de la guerra.

El funcionario también ha añadido que los demandantes de asilo que han llegado al suelo alemán tendrán una vida normal y el Gobierno no escatima esfuerzo para allanar el camino de la materialización de dicha vida.

Alemania espera recibir oficialmente unos 800.000 solicitudes de asilo a finales de este año, aunque a principios de este mes Gabriel habló de un millón.

El semanario alemán Der Spiegel ha afirmado el mismo día que el Gobierno de Berlín estudia otorgar automáticamente tres años de permiso de residencia a los solicitantes de asilo sirios.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, ha exigido una solución duradera y global para acoger a los miles de peticionantes.

Alemania denegará asilo a los inmigrantes que ingresan al país por motivos económicos.

 

El mismo jueves, el presidente de la Agencia Federal de Empleo de Alemania, Frank Jürgen Weise, anunció que la llegada de cientos de miles de refugiados a Alemania hará subir las cifras de desempleo de este país.

En los últimos meses, Europa ha afrontado una afluencia sin precedentes de refugiados, procedentes principalmente de países afectados por el terrorismo, como Siria, Irak y Afganistán.

El 18 de septiembre, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) anunció que el número de personas que han cruzado el Mediterráneo para refugiarse en Europa ha aumentado a 473.887.

alg/ktg/nal

Comentarios