• Las banderas de Irán y de Estados Unidos.
  • El exsecretario de Asuntos Exteriores de Alemania, Joschka Fischer.
Publicada: sábado, 18 de enero de 2020 18:25

El exsecretario de Asuntos Exteriores alemán advierte sobre las consecuencias de un conflicto militar entre EE.UU. e Irán para la región y también para Europa.

“Un conflicto militar con Irán es muy peligroso tanto para el Oriente Medio y sus países vecinos como para todos los países europeos”, ha advertido el que exsecretario de Exteriores alemán, Joschka Fischer, en una entrevista concedida este sábado a un diario suizo.

“Los países europeos son vecinos cercanos del Oriente Medio y cualquier violencia e inestabilidad en esa región afectará a nuestros países [...] Incluso países como Suiza, que no están tan cerca de dicha región, sufrirán las consecuencias”, ha alertado Fischer.

También ha alertado de las políticas y posturas contradictorias del presidente estadounidense, Donald Trump: “por un lado, dice que tiene la intención de sacar a las tropas estadounidenses de la región y, por otro, expresa su disposición para empezar una guerra. Con esta política no se puede hacer ningún progreso” y, aunque su política de “máxima presión” a Irán ha fracasado estrepitosamente, pues no ha conseguido ninguna de sus metas, “no deja de aplicar esa política”, denuncia.

 

Recuerda, asimismo, que la historia ha demostrado que la máxima presión muchas veces lleva a una confrontación militar.

“Trump y sus asesores no saben lo que le están haciendo en el caso de Irán. Aunque la retirada de Trump del acuerdo nuclear fue una de sus promesas de campaña, el problema es que ni el propio Trump ni sus asesores evaluaron las consecuencias de dicha salida”, explica, añadiendo: Trump al retirar de este acuerdo a su país, causó miles de tensiones.

En otra parte de su entrevista, Fischer ha advertido a Washington que, en cualquier conflicto militar con Irán, EE.UU. tendría más víctimas y daños y, además, es muy poco probable que Washington ganara una guerra con Irán.

Las tensiones entre los dos países aumentaron cuando Trump ordenó asesinar al comandante de la Fuerza Quds, del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, e Irán, en un ataque de represalia, atacó con misiles dos bases militares estadounidenses en Irak.

mrz/nii/

Comentarios