• Rebeldes amotinados en un campo militar en la ciudad de Bouaké, en Costa de Marfil.
Publicada: martes, 16 de mayo de 2017 18:17

Los militares amotinados y el Gobierno de Costa de Marfil llegaron a un acuerdo sobre el pago de bonos y accedieron a regresar a los cuarteles.

"Al término de las discusiones (con los amotinados) se llegó a un acuerdo sobre las modalidades para salir de la crisis. Por consiguiente, pedimos al conjunto de los soldados liberar los corredores (entradas de la ciudad) volver a los cuarteles y velar por la tranquilidad de la población", informó el lunes por la noche el ministro de Defensa de Costa de Marfil, Alain-Richard.

Según explicaron, el pacto incluye un pago inmediato de un bono de 5 millones de francos CFA (unos 7620 euros) para los 8400 amotinados, y un pago adicional de 2 millones de francos CFA (algo más de 3000 euros) a finales de junio.

Los amotinados, parte de un contingente de 8400 exrebeldes que apoyaron al presidente del país africano, Alassane Ouattara, durante la crisis de 2010-2011 contra el expresidente Laurent Gbagbo, que se negaba a reconocer su derrota, se hicieron en enero con el control de Bouaké, la segunda ciudad más importante del Estado. 

Al término de las discusiones (con los amotinados) se llegó a un acuerdo sobre las modalidades para salir de la crisis. Por consiguiente, pedimos al conjunto de los soldados liberar los corredores (entradas de la ciudad) volver a los cuarteles y velar por la tranquilidad de la población", informó el ministro de Defensa de Costa de Marfil, Alain-Richard.

 

El motín se extendió rápidamente a otras localidades del país, obligando al Gobierno a ceder a algunas de sus demandas, varias de las cuales son de carácter económico. En el plano económico, el Ejecutivo y soldados amotinados pactaron el pago de una parte de la suma pendiente —un total de 12 millones de francos CFA (casi 18.300 euros)—. 

myd/anz/snz

Commentarios